OMG! llega un hermano humano al hogar

Actualizado: sep 29

La llega de un nuevo integrante a la casa, principalmente cuando nuestros perros han cumplido un rol muy similar a un perrihijo, no es algo fácil, principalmente por el estrés que esto les puede ocasionar si es que no los preparamos con anticipación.




¡Manos a la obra se viene un hermanito!

La llegada del nuevo bebé puede ser difícil para la mascota, independiente de cuanto trabajemos por habituar a esta al nuevo cambio. Debemos recordar, que tu perro o gato era el centro de atención, por lo que no es extraño que experimente cierta rivalidad cuando traemos un nuevo humano a la casa.

La llegada del bebé demandara mucho tiempo y energía, gradualmente debemos empezar a reemplazar la atención que recibe por parte de la madre (o según sea el caso), por la atención de otro familiar.

Estas son algunas sugerencias para hacer el encuentro entre la mascota y el recién nacido más tranquilo.

Debemos asegurarnos de hacer algunas antes de la llegada del bebé a la casa.

• Debemos asegúranos de que este con su carné sanitario al día. (antiparasitarios internos y externos, vacunas óctuples y antirrábicas).

• Castrar a la mascota, claramente se debe evaluar cada caso en particular, pero una mascota castrada por lo general es más tranquila y menos propensa a tener reacciones agresivas.

• Si la mascota tiene algún problema de comportamiento como ansiedad o miedo es importante guiarse por un especialista en el tema.

• Cuando tu mascota tiene comportamientos inadecuados como morder o saltar encima de las personas, debemos trabajar en redirigir ese comportamiento a cosas apropiadas. • Siempre es importante habituar a la mascota al corte de uñas, esto debe ser progresivo y de manera amable, no debemos generar una aversión al corte de uña.

• Es fundamental en perros que tienden a subirse encima de las personas, a enseñarles a mantenerse calmados junto a nosotros.

• Desde ya trabajar en el entrenamiento básico. Si no lo tiene asistir a un curso donde puedan recibir una orientación adecuada, y en el caso de que posea este curso es importante empezar desde ya re implementarlo. El objetivo de esto es que el perro sea capaz de obedecer indicaciones como “sentado”, “junto” o simplemente que no tire durante los paseos. El objetivo es dar seguridad al responsable, al bebe y al perro, que no existan riesgos de caída, atropellos, fugas, etc. Si esto llegara a pasar, lo más seguro es que se evitará pasear junto con la mascota, y ésta se sentirá desplazada, como resultado demostrará signos de ansiedad (destrucción).

• Es una buena opción invitar a amistades que tengan niños, cosa de que las mascotas se habitúen a la presencia de ellos. Siempre estas visitas deben ser supervisadas por un adulto y claramente sopesar los posibles riesgos.

• No debemos permitir que la mascota descanse o duerma sobre los muebles del bebe. E

• En el caso de que la habitación del bebé está fuera del alcance de la mascota, es una buena opción utilizar puertas de seguridad para bebés, esto permitirá que la mascota vea y oiga lo que sucede dentro de la habitación, sintiéndose menos aislada de la familia y a su vez se familiarizará con los sonidos del bebé.

• Buscar desde ya implementar los nuevos horarios que se implementaran con la presencia del bebe, por ejemplo, horarios de comida y de paseos. Si los paseos se harán con el bebé desde ya sería prudente utilizar el coche o canguros.

• Utilizar rutinariamente el nombre del bebé en el caso de que este ya este seleccionado. • Antes de que llegue el bebé, permita que la mascota explore el área para dormir y cambiar el pañal de éste. No excluya por completo al perro de todos los lugares donde estará el bebé. Deje que el animal se acostumbre a los olores de los polvos y lociones. Si el perro intenta arrastrar cualquier artículo del recién nacido, corríjalo diciéndole "NO" y pídale que abandone el objeto.

• Aplíquese los aceites o lociones del bebé es una manera de que ellos se vayan habituando a los nuevos olores.

• Retirar los juguetes del perro, que puedan ser similares a los juguetes del bebe. El objetivo es que el perro no quiera quitar los juguetes de la mano de él.


¡Nuestro bebé ya nació!

El dar la bienvenida al recién nacido en la casa es un evento importante para todas las familias.

• Cuando nazca el bebé, haga que el cónyuge (o familia) se lleve a casa algunos artículos de ropa que el bebé ha usado (ropa o pañales). Esto le enseñará al perro no solo que los nuevos olores de la ropa son parte de su nuevo repertorio, sino también que hay un bebé involucrado.

• Cuando los padres estén en la clínica, se recomienda dejar a la mascota en la casa, ojala bajo los cuidados de un familiar. En el caso de no ser posible evaluar la posibilidad de llevarlo a un hotel. Aunque considerando que cuando este retorne a la casa podría generar aversión al bebe.

• Cuando los responsables lleguen a la casa con el bebé, uno debe sostener al bebé mientras el otro saluda a la mascota, y viceversa. Este saludo debe ser cariñoso, pero calmado, la idea no es sobreexcitar a la mascota.

• Los perros que saltan deben ser encerrados, y cuando está este tranquila recién hacer la presentación del bebe.

• Una vez que toda la conmoción inicial pase, podemos recién hacer la presentación formal del bebe hacia la(s) mascota (s). Alguien deberá sentarse con el bebé en el sofá, mientras el que logre tener mejor manejo de la mascota controlar y monitorear el comportamiento de la mascota. La mascota debe poder oler al bebé y explorarlo. A su vez la mascota debe tener algún medio de sujeción efectivo y en el caso de que esta haga movimientos repentinos (ya sean agresivos o no). El tener premios a manos (snack) siempre es de gran ayuda, ya que esto nos permitiría que la mascota relacione al recién nacido con eventos positivos.

• Nunca forzar la interacción mascota- recién nacido. Si notas que hay una actitud de temor de la mascota hacía el bebé, debemos animar de manera suave, con caricias, tono de voz suave y animar a la mascota a que huela al bebé.

• Aunque suene obvio, nunca dejar una mascota con los recién nacidos.

• También es importante poder entregar 5 a 10 minutos mínimo de atención solo a la mascota. Y que este tiempo sea de calidad.

• ¡Jamás!, debemos colgar al bebé frente a la mascota. Ya que esto es un comportamiento social anormal, y la mascota podría abalanzarse sobre el bebé, exponiendo a este a un riesgo totalmente innecesario.

• Si la mascota gruñe, esta debe ser corregida verbalmente. Pero jamás castigar físicamente, debemos recordar que los animales al gruñir dan señales amenaza, con el objetivo de alejarse de una situación que ellos consideran potencialmente peligrosa o desagradable



Anticiparnos a estos grandes cambios es fundamental para generar una adecuada convivencia con nuestros perritos. No dudes en consultarnos frente a dificultades de comportamientos.


#ResPetame #llegadabebe #educancioncanina

14 vistas

© 2018 YesWeCan Salud & Bienestar

contacto@yeswecan.cl

@yeswecan_chile

Horarios DayCare : Lu-Vie 9:00 a 17:00

Chicureo, Santiago